Citas bíblicas sobre el diezmo en el nuevo testamento

¿Qué es el diezmo?

El diezmo es una práctica religiosa en la que se contribuye con una décima parte de los ingresos o ganancias a la iglesia o a una causa religiosa. En el contexto bíblico, el diezmo era una forma de apoyar el trabajo del sacerdocio y el templo.

El diezmo en el Nuevo Testamento

Aunque el diezmo se menciona en el Antiguo Testamento, también hay referencias en el Nuevo Testamento que hablan de su práctica y su importancia. Aquí hay algunas citas bíblicas sobre el diezmo en el Nuevo Testamento:

1. Mateo 23:23

"¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto es lo que había que hacer, sin dejar de hacer aquello."

En este pasaje, Jesús se dirige a los escribas y fariseos, quienes eran conocidos por cumplir meticulosamente la ley, incluyendo la práctica del diezmo. Sin embargo, Jesús les recuerda que la ley no se trata solo de cumplir con prácticas religiosas, sino también de mostrar justicia, misericordia y fe.

2. Lucas 11:42

"¡Ay de vosotros, fariseos! porque diezmáis la menta, la ruda y toda hortaliza, y pasáis por alto la justicia y el amor de Dios. Esto es lo que había que hacer, sin dejar de hacer aquello."

En este pasaje, Jesús nuevamente se dirige a los fariseos, criticando su enfoque en el cumplimiento de prácticas religiosas en lugar de enfocarse en lo que es verdaderamente importante para Dios: la justicia y el amor.

3. Hebreos 7:4-9

"Considerad, pues, cuán grande era éste, a quien aun Abraham el patriarca dio diezmos del botín. Ciertamente, los que de entre los hijos de Leví reciben el sacerdocio tienen mandamiento de tomar del pueblo los diezmos, es decir, de sus hermanos, aunque éstos también son descendientes de Abraham. Pero aquel cuya genealogía no es contada de entre ellos, tomó de Abraham los diezmos, y bendijo al que tenía las promesas. Y sin discusión alguna, el menor es bendecido por el mayor. Y aquí ciertamente reciben diezmos hombres mortales; pero allí, uno de quien se da testimonio de que vive."

Este pasaje se refiere a la figura bíblica de Melquisedec, quien bendijo a Abraham y recibió de él un diezmo. El autor de Hebreos utiliza este ejemplo para resaltar la superioridad del sacerdocio de Cristo y la importancia de la práctica del diezmo en apoyo al trabajo del sacerdocio.

Conclusión

La práctica del diezmo es mencionada en el Nuevo Testamento, pero se enfatiza que no es suficiente simplemente cumplir con prácticas religiosas como el diezmo. También es importante mostrar justicia, misericordia y fe en nuestras vidas cotidianas.

Preguntas frecuentes

1. ¿Debo diezmar?

La decisión de diezmar es personal y varía según la interpretación y prácticas religiosas de cada individuo.

2. ¿Es el diezmo obligatorio en el cristianismo?

No hay una respuesta única a esta pregunta, ya que la práctica del diezmo varía según la interpretación de cada denominación y congregación.

3. ¿Puede el diezmo ser dado en formas distintas al dinero?

Sí, algunas congregaciones aceptan donaciones en forma de tiempo o servicio en lugar de dinero.

4. ¿El diezmo debe ser dado solo a la iglesia?

La práctica del diezmo puede variar según la interpretación de cada denominación o congregación, y algunas permiten que se den a otras causas religiosas o caritativas.

5. ¿Qué pasa si no puedo permitirme dar el diezmo?

No hay una respuesta única a esta pregunta, pero muchas congregaciones enfatizan que la intención y el esfuerzo son más importantes que la cantidad dada en el diezmo.

Subir